Como viene ya siendo una costumbre mas que sospechosa, alguien ha filtrado las primeras imágenes de la nueva versión de Microsoft Office 2015. No me canso de repetirlo en diversos artículos. Parece que dentro de la empresa Microsoft hay mucho espía traidor, o por el contrario cabe pensar que se trata de una “filtración intencionada” de la propia empresa que pretende causar cierto sensacionalismo para enseñar fugazmente cómo sera su nuevo producto en un futuro antes de la fecha del lanzamiento definitivo. Un truco de Marketing barato y además banal. Sea como quiera que sea la cuestión, una notificación de trabajo sobre el proyecto Office 2015 ha llegado hasta la prensa informática y se ha dispersado por todo internet (las cursivas son del servidor):
 

“El equipo Lync Server está construyendo la próxima generación de soluciones unificadas comunicaciones y de colaboración de la empresa y Office 365, transformara la forma de trabajar con la Información y de comunicarse. Si estas  interesado en impulsar el liderazgo en la industria y la visión para la colaboración desde cualquier dispositivo en cualquier lugar y en cualquier momento mientras se trabaja en un entorno que también los valores de la ejecución, el equipo servidor Lync es para ti!”

Para Office 15 estamos construyendo nuevos productos para conseguir la integración de la mensajería instantánea / presencia con redes sociales como Facebook. Además, para proporcionar el desarrollo del servidor Lync XMPP la inter operabilidad con otras soluciones basadas XMPP IM / Presencia / conferencia sera menos aparente.

Uno se pregunta como ocurren todos estos fallos de seguridad filtrándose estos mensajes confidenciales en una empresa como Microsoft, donde trabajan esos “conspicuos ingenieros que tanto alardean de saber de seguridad y de estar en la mejor empresa del mundo” y donde se presume que los controles de seguridad deberían ser de lo mas estricto pero el caso es que alguien ha conseguido algunas capturas de pantalla de las primeras imágenes del Microsoft Office 2015 casi como si fuera una maniobra puramente accidental.

La novedad del Office 2015 es que no hay grandes novedades

Antes de aparecer el Office todo estaba disperso en unidades (productos por separado) y luego lo juntaron todo en un solo software llamado Office que causo sensación. En sus años de vida, la serie Microsoft Office, no muestra drásticos cambios de productividad. Aquí hay que interrogarse con cierto aire critico; ¿Justificara eso quizá los mas de 700 euros que cabe esperar en el Office 2015? Como el usuario podrá ver, la versión Office 2010 (en realidad 2014) no es demasiado diferente en rendimiento de sus últimas versiones y las nuevas solo ofrecen cambios sustanciales en la organización y la estética de la interface de trabajo. Quizá integre alguna nueva funcionalidad (banalidad); la mayor parte de las veces pensada para las empresas pero no para el usuario domestico, que suele ser el presunto cliente mayoritario de este producto. Por si fuera poco; ¿Para que demonios sera útil una aplicación para el Mesenger y el facebook o cualquier otra red social que Microsoft decida integrar en Office 2015, cuando las políticas de las empresas son muy recelosas de que sus empleados pierdan su tiempo tontamente (ociosamente) en estos sitios?. Además, ¿Puede el lector imaginar como afectara eso a la seguridad en relación a los trabajos realizados en Office, con la reputación de inseguridad que tiene a sus espaldas Microsoft y que por otro lado se siguen ganando a pulso Facebook, hotmail y mesenger?

Por lo que respecta a versiones anteriores, este software solo ha sufrido ligeras modificaciones de productividad, pero una enorme variedad de cambios estéticos, algunos ciertamente inútiles; y no tengo inconveniente en decirlo. Estos cambios no han estado exentos de alguna que otra polémica que por lo general solo han producido confusión y desorden en el usuario acostumbrado al mapa mental de donde esta situado cada cosa en Office. Por ejemplo, solo por mencionar algún detalle; Microsoft word en funcionamiento no ha variado gran cosa, tan solo como he dicho antes, la interface ha cambiado un poco pero en lo que respeta a ofrecer nuevas mejoras de rendimiento o productividad enfocadas en el aspecto de ser mejor que sus anteriores solo se puede hablar de parches con sensibles actualizaciones y poco mas. Eso si, cada versión siempre es mas cara que su anterior; ese es el único cambio seguro que cabe esperar porque no veréis que Bill Gates se muestre con la crisis mas sensible o solidario y baje los precios de sus productos.

En este caso del Office Microsoft sigue trabajando en la misma linea que con windows; realiza cambios estéticos, cambios de orden de funciones y botones esperando que sea mas fácil su uso, aplica parches para corregir errores de seguridad, pero en lo básico cero. Así al menos yo he notado un estancamiento creativo porque en lo funcional no aporta nada realmente nuevo de verdad. Esto nos lleva a la siguiente cuestión; “¿Necesitamos pagar mas por trabajar con un Office que no varia gran cosa y en realidad tenemos que pagar mas por hacer las cosas del mismo modo que con las anteriores versiones? Probablemente si fueras listo responderías que no. Pero el usuario fanático y ciego por Windows tal vez sí lo crea y responda que si. Además, no es por qué lo diga yo; es que cuando se prueba una versión de Office, y luego otra, y otra, pronto se descubre que solo hay cambios en la interfaz pero poco mas; apenas transcurre una semana y se ha superado el sensacionalismo o la novedad de usar cualquier nueva versión que todo eso queda olvidado y el interés desaparece; ¿Entonces para que tanta ansiedad por usar lo mas nuevo si es mas de lo mismo?.

Piratería y furor online por el  Office 2015

Por último, no se puede hablar de Office 2015 sin mencionar la legión de buscadores de este paquete ofimatico que cosecha en Internet masas de perseguidores de las copias pirata. Voy a recordar a la lector que Microsoft no puede sufrir perdidas y siempre se asegura de paguen inocentes por piratas. Inocentes por piratas significa -por si no se entiende- que la propia expectativa de la nueva versión a lanzar genera por si misma una enorme bolsa de piratería, que por supuesto, no pagan los piratas sino los usuarios inocentes; los Microsoft adictos que se compran la nueva versión por simple esnobismo estético de presumir de lo ultimo de Office, ya que la versión Office 2015 solo planea integrar funciones de Mensajería Instantánea y Redes Sociales como Facebook.

Queda por advertir las consecuencias de usar un versión pirata. El crack que existe actualmente para la versión 2010 funciona solo durante un breve tiempo, luego aparece la molesta barra roja tocando las narices. Esto ocurre porque Microsoft tiene implantado en todos sus productos (Cuidado con esto) un software de control que envía y recibe información a sus servidores, y por eso es fácil que desactiven el Office cuando entras en internet. Además con la nueva versión Office 2015 los usuarios volverán a exponerse con los cracks a que sus PC sean troyanizados, BotNetizados, infectados por virus que provocan serios fallos en Windows como pantallazos negros o azules.  En suma, buscar un crack para Office 2015 sera revivir de nuevo la “pesadilla” con todas sus indeseadas consecuencias. Yo lo se bien porque he estado haciéndolo durante años, y al fin me he liberado de esa opresión, la angustia, y todo lo que supone estar condenado a usar un solo sistema operativo con todo el software que exige acompañarle.

Creo que el usuario debería replantearse (inteligentemente) no vivir con tanta angustia la informática por tener lo ultimo, lo mas nuevo, y sufrir toda paranoia que conduce a una montaña de problemas técnicos con el PC por un simple cambio de versión del software como es el Office. Lo más curioso son la infinidad de usuarios que no tienen en cuenta que en lo básico Office no cambia mucho y que al final cabo solo lo tienen para escribir y corregir unos pocos textos, para poder leer documentos en Word, o para crear y visualizaros pesadisimos powerpoint; que son todo menos la forma mas segura de propagar información o lo usan para hacer cálculos con el excell. En realidad todo eso es muy superficial porque lo que importa realmente es “la funcionalidad y el servicio”, la utilidad preferentemente y que funcione bien; no su estética tuneada y bien presentada porque el trabajo se hace igual en un Open Office que un Office 2015. En Open Office el precio es cero y en Ofiice 2015 puede superar los 700 euros del Office 2010, esa si que seria una buena diferencia a considerar. Personalmente yo no veo una mejora en la corrección ortográfica, ya que he usado intensivamente Office 2010 para escribir durante un tiempo, y no hay aportes nuevos en la versión 2010 que no estén ya en la versión 2007; es lo mismo con un diseño diferente y algunos botones cambiados de lugar.

Aquí dejo una nota para reflexionar. Se da la circunstancia de que la utilidad de procesador de textos no viene necesariamente dictada por Microsoft sino que existen en internet unas cuantas suites Ofimáticas libres, muy buenas, y además gratis que son una alternativa que el usuario debería probar antes que pagar esos abusivos precios. Quiero que el lector observe esto muy de cerca. Lo que ocurre es que la marca Office 2010 y Office 2015 están sobrevaloradas y se suele exagerar los logros de productividad de Microsoft a la vez que se convierten en productos (fenómenos) virales pero solo en el campo pirata.  Solo el usuario sin sentido común se gastaría 700 euros en un software que solo van ha usar para crear cuatro powerpoints, hacer algún excell que otro, o escribir algunos textos o crear cuatro posters con las utilidades del publisher, o el resto de los complementos que ofrezca el Microsoft Office, esto lo tengo muy claro.

Un buen ejemplo de que se puede trabajar muy bien sin pagar un solo euro por una Suite Ofimática que es prácticamente igual a la de Microsoft es el Open Office. Veréis, tenéis que  perder el miedo, porque este software puede abrir los documentos de word de Microsoft, los porwerpoint de Microsoft y los excell de Microsoft y trabaja estupendamente y la demostración es este articulo. ¿Veis alguna diferencia entre haberlo escrito con Microsoft Office que con el Open Office?. Yo si, el coste es cero. Así que… ¿Quien demonios necesita pagar tanto por nada?. Open Office antes que estético -que es lo que menos importa- es muy productivo, además sin coste alguno, un auténtico fenómeno de libertad para los que ya dejamos atrás la época de la opresiva Windotizacion del monopolio y vivimos en ubuntu o Debian sin temor a virus, sin problemas con los cuelgues, los pantallazos azules, con el Office y sobre todo sin la ansiosa necesidad de buscar el 95 por ciento del software para la computadora. Y creo querido lector, que si fueras inteligente de verdad, tu harías lo mismo poco a poco y sin prisas. Creerme, se lo que estás pensando con el Office pero  te digo que no vale la pena, no le sigas mas el juego a Bill Gates…


No olvides que para recibir los ultimos artículos directamente en tu correo te puedes suscribir (Recuerda Activar tu suscripción):
Cero-coolSoftwareTecnologíaCrack Windows7,crack Windows8,microsoft,MIcrosoft Windows,Office 2015,Windows7,Windows8
Como viene ya siendo una costumbre mas que sospechosa, alguien ha filtrado las primeras imágenes de la nueva versión de Microsoft Office 2015. No me canso de repetirlo en diversos artículos. Parece que dentro de la empresa Microsoft hay mucho espía traidor, o por el contrario...