Crear un negocio es el anhelo de muchos emprendedores, pero en muchos casos este anhelo se queda en solo una ilusión porque el emprendedor no logra organizar sus ideas y sus recursos para materializar sus sueños. Este blog nació precisamente como una ayuda para estos emprendedores apasionados que solo necesitan un “pequeño empujón” para comenzar su negocio.

Este pareciera ser un post cualquiera, y realmente lo sería si no se tratase de nuestro post número 1000. Así es, ya son 1000 las publicaciones en Negocios y Emprendimiento y por ello quise elaborar un especial con los mejores recursos y herramientas publicadas a lo largo de este tiempo.

Guía para empezar con éxito tu propio negocio

El proceso de emprendimiento se divide en 3 etapas básicas: planeación, inicio y desarrollo. Dentro de estas 3 etapas encontramos una serie de momentos clave que marcan el éxito o fracaso de un negocio.

Este post es una recopilación de artículos y herramientas para implementar en cada uno de estos momentos con el fin de aumentar las probabilidades de éxito al emprender, pero no se trata de una guía del tipo “hágase rico de la noche a la mañana”, todo lo contrario, aquí encontrarás cada uno de los pasos que debes dar para crear un negocio exitoso siempre y cuando estés dispuesto a trabajar con pasión, paciencia y perseverancia.

El camino por recorrer es largo, entonces empecemos…

1. Encontrando la motivación

crear un Negocio Exitoso

Este momento es conocido como la etapa cero del emprendimiento. Aquí empieza todo, ningún negocio será exitoso sin una buena razón para empezar y continuar con él. Existen varias razones por las cuales una persona toma la decisión de emprender: Necesidad de cambio, pasión, deseo de superación… son algunas de ellas.

Un gran error es pretender iniciar nuestro negocio guiados solo por la ambición. La mayoría de los empresarios exitosos no ven el dinero como su objetivo principal, ¿Te resulta curioso? pues aunque parezca extraño, son pocas (por no decir ninguna) las grandes empresas que nacieron con la meta de hacer millonarios a sus dueños.

Los expertos recomiendan ver más allá del dinero y encontrar motivaciones que te mantengan en la lucha aunque tu negocio entre en crisis y su rentabilidad se vea afectada.

2. Armando tu equipo emprendedor

Equipo emprendedor

Puedes emprender solo, pero créeme que puedes lograr mucho más si te unes a otras personas igual de apasionadas a ti. Encuentra personas con perfiles complementarios al tuyo, verás que cuando los sueños de varias personas se unen se logran grandes cosas.

Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg y muchos otros grandes emprendedores de la historia contaron con el apoyo incondicional de otros emprendedores que estaban allí dándoles inspiración y motivación en los momentos difíciles, aportando sus ideas y poniendo todo de sí para cambiar el mundo.

No temas compartir tus ideas y proyectos, estamos en una era dónde las ideas están por todas partes y lo que se necesita es equipos de emprendedores dispuestos a materializar esas ideas. Asiste a eventos para compartir e interactuar con otras personas y no dudes en unir a tu equipo a cualquier persona cuyas ideas y habilidades puedan aportar al desarrollo de tu proyecto.

3. Seleccionando la idea de negocios

Ideas de negocios

El siguiente paso es elegir la famosa “idea de negocios” y aquí hay distintos enfoques; para algunos autores, las ideas de negocios deben ser innovadoras, mientras otros recomiendan “no tratar de reinventar la rueda” sino buscarle nuevo usos o maneras de hacerla más eficiente.

La mayoría de los emprendedores se quedan en busca de una idea de negocios perfecta, cuando en realidad las ideas no son ni buenas ni malas, solo son ideas, y el encargado de hacerla rentable es el emprendedor.

No todos somos inventores, por ello mi recomendación es buscar una idea según tu perfil. Si eres fanático de los productos novedosos y eres bueno para desarrollar invenciones, no lo pienses más, debes crear un negocio basado en la innovación. Por el contrario, las ideas simples también pueden llegar a ser exitosas, especialmente cuando su gestor apunta al nicho de mercados correcto y desarrolla mejores estrategias que su competencia.

4. Diseñando tu modelo de negocios

Business Model Canvas

En el paso anterior hemos definido qué vamos a hacer, ahora debemos definir cómo lo vamos a hacer.

Al diseñar nuestro modelo de negocio vamos a identificar los elementos clave de nuestro proyecto para poder enfocarnos en ellos y desarrollar propuestas de valor interesantes. Sin un modelo definido es muy fácil perder el foco y desgastar nuestras energías y recursos en procesos que realmente no aportan al desarrollo del negocio.

5. Planeando tu negocio

Plan de Negocios

Un plan de negocios es una herramienta para evaluar oportunidades y definir su viabilidad, además se convierte en un “mecanismo de seguridad” para minimizar los riesgos al emprender.

Recuerda que hay dos formas seguras de fracasar: una es hacer las cosas sin pensarlas y la otra es pensar las cosas sin hacerlas. En esta etapa se suelen cometer estos 2 errores. Por un lado hay quienes empiezan sin un plan y por el otro hay quienes planean demasiado y nunca empiezan.

Tu plan de negocios debe ser sencillo, realista y práctico para que sea del interés de socios e inversionistas.

6. Diseñando la imagen e identidad corporativa

imagen e identidad corporativa

La diferencia entre los negocios exitosos y lo que simplemente son “un negocio más” es la diferenciación en el mercado, y esta diferenciación se logra a través de una serie de elementos como el logo, el slogan, el nombre, la misión, visión, principios, propuesta de valor, etc.

Muchos de estos elementos se convierten en importantes activos para una compañía, por ello debes darle un toque único a tu negocio, así lograrás que el cliente te recuerde y te prefiera a ti por encima de cualquier competencia.

La experiencia del usuario también forma parte de la imagen que tiene un cliente con respecto a una empresa o a un producto, y la experiencia incluye desde las características de tu producto o servicio hasta la manera en que este llega al cliente final. Preocúpate por brindar una experiencia positiva y única.

7. Consiguiendo el dinero para comenzar

Financiar una nueva Empresa o Negocio

Para este punto debes tener perfectamente claro todos los aspectos de tu proyecto, y si no los tienes te recomiendo que regreses al punto 4 y 5 o podrías correr el riesgo de realizar una mala planificación financiera.

Existen diversas fuentes de financiación para emprendedores, cada una tiene sus pros y sus contras, pero el dinero nunca debe ser un obstáculo para poner en marcha tu negocio.

Hay quienes cuentan con el capital suficiente para empezar, pero otros deben salir en búsqueda de financiación y es allí donde cobra importancia un buen plan de negocios. Nadie te dará dinero así porque si, incluso las entidades gubernamentales y programas de apoyo esperan que tu proyecto sea los suficientemente convincente.

8. Llego la hora de lanzarse al ruedo

Del emprendimiento a la empresa

Es hora de empezar de una vez por todas, ya tienes todo lo necesario y si le das muchas vueltas al asunto solo vas a perder tiempo valioso. Si sientes que algún detalle está incompleto, no te preocupes, arranca y sobre la marcha iras corrigiendo falencias.

Esta etapa es la gran “prueba de fuego” para el emprendedor, es el momento en que debes poner a prueba todas tu capacidades y demostrar que realmente estas dispuesto a darlo todo por hacer de tus sueños una realidad.

Aquí vas a enfrentar tus más grandes temores, la incertidumbre te va a perseguir, vas a tener miradas encima esperando a que resbales, vas a recibir criticas y mensajes de desmotivación, pero recuerda que empezaste a emprender por algo más que dinero. Tu misión como emprendedor es cambiar el mundo, crear oportunidades e inspirar a otros. Nunca lo olvides!

En esta etapa debes asesorarte de expertos en temas legales para empezar con todas las de la ley y evitar inconvenientes posteriormente.

9. Promocionando tu negocio

Marketing

Ya tienes tu negocio, ahora debes darlo a conocer por todas partes. Las Redes Sociales, Internet, Diarios, Radio, Televisión y muchos otros canales te servirán para atraer clientes y empezar a ganar terreno en el mercado.

Al principio puede que tu presupuesto de marketing sea reducido, por ello debes recurrir a la creatividad y a la planeación para desarrollar estrategias impactantes de bajo costo. Hay muchos casos de empresas que lograron una gran difusión gracias a campañas publicitarias con un alto nivel de creatividad.

Es curioso ver negocios que esperan crecer sin invertir un solo peso, recuerda que la función de marketing es dinamizar las ventas y aumentar los clientes de un negocio. En la medida en que inviertas tiempo y dinero en este área, asimismo será el crecimiento de tu negocio.

10. Administrando, Sistematizando procesos y delegando trabajo

Claves para Administrar una empresa

De la forma en que administres tu nuevo negocio dependerá el futuro éxito del mismo. Una empresa puede ser muy rentable e innovadora, pero si es mal administrada su destino será el fracaso.

No pretendas ocuparte de todo, es mejor que poco a poco delegues ciertas funciones a personal especializado en determinadas áreas como el marketing, finanzas, contabilidad, logística, etc. Pero recuerda que el trabajo se delega y la responsabilidad se comparte, no caigas en el error de desentenderte totalmente de las áreas operativas en tu empresa.

En nuestra sección “Para futuros gerentes” hay una gran cantidad de material para capacitarte en diversos temas relacionados con la gestión empresarial. No te vendría mal darle una mirada a estos recursos.

El objetivo en esta etapa es lograr sistematizar tu empresa para que funcione con o sin tu presencia, una vez lo logres habrás dado un gran paso hacía la consolidación y crecimiento del mismo.

11. Llegó la hora de crecer y expandirse

Claves para hacer crecer un negocio

Con una empresa sistematizada y “andando en piloto automático” ya no hay excusas para quedarse en pequeño.

Empieza por definir una estrategia de crecimiento que te permita llegar a nuevos mercados y a nuevos clientes. Las opciones son variadas: franquicias, iniciar exportaciones, abrir nuevas sucursales, crear alianzas, etc.

Un concepto clave en este momento es “La Re-inversión”. Debes destinar un presupuesto al crecimiento de tu empresa y proponerte metas guiadas por una gran visión. En estos momentos solo eres tu quien pone limites al crecimiento y expansión del negocio.

12. Capacitación constante y mentalidad de principiante ante todo

Emprendedores

¿Creías que al tener un gran negocio con operación mundial ya lo habías hecho todo? Pues no, el emprendimiento es un proceso constante de aprendizaje, es levantarse cada día con la ilusión de cambiar el mundo. No permitas que el éxito “se te suba a la cabeza”, mantén siempre la misma ilusión y pasión con la que empezaste a emprender.

Recuerda que Steve Jobs cambió el mundo 5 veces y aún así despertaba cada día a seguir haciendo lo suyo con la misma entrega de aquel joven visionario que alguna vez soñó con hacer realidad sus ideas.

Asiste a seminarios, lee libros, asesórate y aprende todo lo que puedas sobre tu negocio, sobre tu industria y sobre todo aquello que te apasione.

Anda siempre por la vida con humildad y ganas de aprender cosas nuevas, haz a un lado los paradigmas y anímate a revolucionar el mundo con tu pasión y con tu entusiasmo. Aquí estaremos listos para compartir tu historia de éxito.


No olvides que para recibir los ultimos artículos directamente en tu correo te puedes suscribir (Recuerda Activar tu suscripción):
smagxMarketingcrear un Negocio,Negocio Exitoso
Crear un negocio es el anhelo de muchos emprendedores, pero en muchos casos este anhelo se queda en solo una ilusión porque el emprendedor no logra organizar sus ideas y sus recursos para materializar sus sueños. Este blog nació precisamente como una ayuda para estos emprendedores apasionados que solo...