En una entrevista con el periódico “Les Echos”, el director general de la Agencia Nacional de Seguridad de los Sistemas Informáticos explica que los operadores franceses que utilicen el proveedor de equipos de telecomunicaciones chino recibirán permisos de funcionamiento limitados a ocho años.

El fabricante chino de equipos de telecomunicaciones Huawei no estará sujeto a una “prohibición total” del mercado francés 5G, pero los operadores franceses que lo utilicen recibirán licencias operativas limitadas a ocho años, según la Agencia Nacional de Seguridad de Sistemas Informáticos (Anssi), que compromete el acceso del grupo chino al mercado hexagonal 5G.

“Lo que puedo decir es que no habrá una prohibición total. A los operadores que no usan Huawei, les instamos a que no vayan porque es un poco el sentido natural de las cosas. . Quienes ya lo utilizan, emitimos autorizaciones cuya duración varía entre tres y ocho años ”, declaró en entrevista con Les Echos Guillaume Poupard, director general de Anssi, encargado por el gobierno de investigar este expediente. “Las decisiones están listas”, dijo Guillaume Poupard, confirmando información de AFP el martes que estas decisiones solo están a la espera de ser firmadas por el ejecutivo.

“Habrá rechazos”

Solo tres fabricantes de equipos de telecomunicaciones, los europeos Nokia y Ericsson y el chino Huawei, pueden proporcionar los equipos para las futuras redes 5G, el futuro sistema de telecomunicaciones móviles. “Habrá rechazos”, dijo Guillaume Poupard a Les Echos, excluyendo sin embargo que estos rechazos conciernen a Nokia y Ericsson, e indicando así que solo Huawei está preocupado.

“Lo que estamos haciendo en 5G en Francia es un compromiso. Debemos desarrollar el 5G en condiciones económicamente aceptables para los operadores de telecomunicaciones y también soberanos, que nos permitan no depender de tal o cual equipo. o país ”, explicó el director de Anssi. “Muchas de las antenas instaladas son compatibles con 5G”, reaccionó en particular sobre el carácter disuasorio de estas restricciones, dado el monto a invertir para los operadores.

“No estamos atacando a Huawei”

“No estamos en el ataque a Huawei, ni en el racismo anti-chino”, dijo Guillaume Poupard. “Estamos en gestión de riesgos. No todos los fabricantes de equipos de telecomunicaciones son iguales. No estoy citando un nombre, pero está claro que no corremos los mismos riesgos cuando hablamos de equipos chinos o estadounidenses. Somos cautelosos frente a los fabricantes de equipos no europeos, obviamente, como también lo seríamos nosotros, por ejemplo, si todos los operadores utilizaran el mismo proveedor de equipos, aunque fuera francés, sería catastrófico”, a- añadió.

“Este es el punto central de la discusión con los operadores de telecomunicaciones sobre la elección de los fabricantes de sus equipos. No es una prueba de intenciones que le hacemos a una empresa o un país de este tipo. La cuestión es solo la de la soberanía ”, concluyó Guillaume Poupard.