Enviar los ficheros a la Papelera de reciclaje y eliminar su contenido de vez en cuando no es suficiente, sobre todo si queremos destruir datos confidenciales. Para eliminar todo rastro de un archivo debemos recurrir a herramientas más sofisticadas, como Freeraser.

El ordenador se ha convertido en nuestro principal almacén de información. En él guardamos desde datos personales a facturas, pasando por correos electrónicos y datos bancarios. Debemos ser conscientes del peligro que esto entraña y, llegado el momento, destruirlos adecuadamente. Es realmente sorprendente la cantidad de datos que pueden ser recuperados de un disco duro recién formateado. Con el objetivo de cubrirnos las espaldas, resulta imprescindible incorporar una herramienta de borrado seguro de datos a nuestra caja de herramientas software.

Paso 1. Destruyendo un documento

Una vez completada la instalación de Freeraser (podéis descargarla gratis desde www.codyssey.com), podremos encontrar su icono en la barra de herramientas. Si hacemos clic sobre él se nos mostrará u ocultará como un icono sobre el escritorio, aunque sus funciones son las mismas que las de la barra de herramientas.

Ahora, abriremos el menú contextual de cualquiera de ellos para acceder al listado de opciones y haremos clic sobre Select File to Destroy… para localizar a nuestra víctima. Como última oportunidad se nos pedirá nuestra confirmación y, tras aceptar, comenzará el borrado seguro del fichero. Aunque no es una opción muy recomendable, en el caso de que vayamos a lidiar con gran cantidad de ficheros, es posible de­sactivar esta confirmación desde el menú contextual marcando la opción System/Disable Alerts.

Paso 2. El algoritmo de borrado

A pesar de tratarse de una herramienta con un único objetivo, podemos configurar ciertos parámetros. El más importante se trata de la profundidad de borrado deseado. Lo encontraremos dentro del menú contextual, en System/Destruction Mode. Existen tres posibilidades. La primera, Fast, rellenará el espacio dejado con información aleatoria. La opción Forced realizará tres rondas de relleno aleatorio, siguiendo las recomendaciones del estándar DoD 5220.22M. Esto imposibilitará su rescate a través de cualquier software de recuperación.

El método más potente, llamado Ultimate, reescribirá el área borrada hasta 35 veces, acorde con el algoritmo Guttman. Según los creadores de la herramienta, un fichero eliminado utilizando este método es imposible de recuperar. Este algoritmo resulta extremadamente lento, pero nuestros datos merecen ser destruidos de forma segura.


No olvides que para recibir los ultimos artículos directamente en tu correo te puedes suscribir (Recuerda Activar tu suscripción):
Cero-coolGeneralSeguridadSoftwaredatos,Destruye,Freeraser,Papelera,reciclaje
Enviar los ficheros a la Papelera de reciclaje y eliminar su contenido de vez en cuando no es suficiente, sobre todo si queremos destruir datos confidenciales. Para eliminar todo rastro de un archivo debemos recurrir a herramientas más sofisticadas, como Freeraser. El ordenador se ha convertido en nuestro principal almacén...